Traductor - Translator

Jordania, un destino con gran atractivo.

Jordania, un destino con gran atractivo.

Jordania es de esos países que tiene un gran atractivo para quienes nos gusta viajar.

A pesar de ese halo especial que rodea al destino que seguro te suscitará grandes expectativas, lo mejor es que una vez tienes la oportunidad de viajar a Jordania, no solo no te va a defraudar, sino que vas a descubrir rincones cuyo encanto no te podías imaginar.

Jordania no es un país exageradamente barato, como son algunos otros países, pero es más barato que, por ejemplo, España.

Un café o un te puede costar un dinar, pero si lo tomas en lujoso hotel de Aman puedes llegar a pagar tres dinares.

Comer en Jordania: Siguiendo con la comida en Jordania, en restaurantes standar del país puedes comer por unos 13 dinares, y en restaurantes tipo occidental de Ammán deberás pagar entre 8 y 10 dinares por cualquier plato que elijas.

Respecto a la bebida, te recuerdo que estás en un país musulmán donde el alcohol está muy restringido, si bien en hoteles de turistas o en restaurantes de Ammán no tienes problema para tomar una cerveza o beber vino.

Puedes alquilar coche sin problema y las tres carreteras principales no se encuentran en mal estado.

Además, hablando inglés te puedes manejar bien por Jordania.

En Jordania te vas a encontrar gente muy hospitalaria, todavía no maleada por el turismo, pero la cual mantiene sus costumbres musulmanas.

Visitas imprescindibles en Jordania: En cuanto a las visitas imprescindibles en Jordania, sin duda la gran protagonista es Petra, enclave arqueológico de la cultura nabatea.

El recinto de la antigua ciudad se encuentra a unos dos kilómetros de la entrada del estrecho desfiladero Siq, un sendero por el que deberás andar hasta llegar al famoso Tesoro de Petra.

Otra opción que tienes es disfrutar de la muy especial visita nocturna de Petra.

En tu viaje a Jordania también es imprescindible visitar el desierto de Wadi Rum.

Esta visita se lleva a cabo en un vehículo todo terreno, y durante la misma puedes vivir la experiencia de alojarte en un campamento en el desierto o también podrás ver el ferrocarril de Lawrence de Arabia.

Cerca también tienes Betania, otro enclave arqueológico a orillas del río Jordán, en la frontera con Israel, donde se considera se bautizó Jesucristo.

Ahí puedes hacer tu propio bautismo en el río Jordán.

Y, por supuesto, otro de los atractivos de un viaje a Jordania es bucear o hacer snorkel en el Mar Rojo, donde encuentras unas aguas cristalinas.

Y también cabe destacar el antiguo baluarte cruzado de Karak, la ruta de los Castillos o los enclaves de la antigua Tierra Santa.

Finalmente, decirte que en tu estancia en capital de Jordania, no debes dejar de visitar la conocida como Ciudadela de Amman.

Se trata de un enclave arqueológico situado en una de las colinas del centro de la ciudad, donde verás restos de monumentos romanos, bizantinos y musulmanes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíanos un mensaje por:

Suscríbete y recibe nuestras novedades en tu email.