Importancia de la visita del Papa Francisco a Ecuador.


 

Entiendo que todos nos alegramos con la visita del Papa Francisco a Ecuador; estamos de acuerdo en que su venida es un acontecimiento que trasciende al hecho de que se trate de una visita oficial de estado. Para unos será quizá por conocer un personaje famoso, lo cual siempre emociona y deja huella, para otros tal vez por el poder de convocatoria a una muchedumbre pocas veces vista; y para los más, por el hecho de tratarse del sucesor de Pedro, Jefe máximo de la iglesia católica y primer Papa latinoamericano, conocedor de nuestra realidad, de nuestro idioma y de nuestras bondades, limitaciones y miserias.
Para los católicos la alegría seguramente es mayor, porque nos visita el Obispo de Roma, el Sumo Pontífice y Vicario de Cristo en la Tierra, Pastor de nuestra Iglesia. Por eso, los católicos hemos de prepararnos en nuestras comunidades para recibir la bendición de Dios en él. Es hora de renovarnos, de crecer en la Fe, pero también de participar activamente en cómo deseamos que sea la visita de Francisco que viene para todos.
Es natural que el gobierno haga un plan protocolario y son importantes todos los preparativos que en este sentido se deben satisfacer, pero más importante que el montaje externo en todos sus requerimientos, es la preparación personal para acoger a Francisco que viene como hermano.
El fruto mayor de la visita del Papa Francisco es el cambio que puede dejar en la vida individual y en la sociedad. Por supuesto nada de esto es mágico; es una gracia de Dios que tenemos que prepararnos para recibirla. El cambio espiritual en cada uno debe ser un abrirse a la humildad y conversión; el cambio en la sociedad disponiéndose a la escucha de su palabra y poniéndola en práctica.

Por: Dr. Marco Duran

No hay comentarios:

Publicar un comentario