Basílica de Santa María la Mayor

 
La Basílica Papal de Santa María la Mayor está situada en Roma. El nombre de la iglesia refleja dos ideas de grandeza, por un lado la de una basílica mayor y también a la de la Virgen María. La Basílica es el lugar más grande e importante de los dedicados en Roma al culto mariano.

La basílica es una de las iglesias que se deben de visitar en el peregrinaje de las siete iglesias de Roma para alcanzar la indulgencia plenaria en Año Santo. En 1990 fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad en Europa por la Unesco. 

Al ser una basílica patriarcal, Santa María la Mayor es usada a menudo personalmente por el Papa. Lo más destacado es su presidencia de la Fiesta de la Asunción de la Virgen, que se celebra anualmente cada 15 de agosto en la basílica. Esta basílica también sirve como punto de término de la procesión de Corpus Christi encabezada por el Sumo Pontífice, que se realiza el segundo jueves después de Pentecostés por la tarde, saliendo desde la Basílica de San Juan de Letrán por la vía Merulana hasta Santa María la Mayor. 
En el primer día de su pontificado, el papa Francisco visitó la Basílica, donde realizó una ofrenda floral y rezó ante el icono de la Virgen Salus Populi Romani.

Es un edificio que muestra estilos arquitectónicos diversos, desde el paleocristiano hasta el Barroco. Esta iglesia, con sus nobles proporciones, mosaicos e imponentes capillas resume las grandes etapas del arte cristiano en Roma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario