10 claves para la educación de tus hijos.


1. Los padres deben educar la voluntad de los hijos y sus sentimientos. Preparar a un hijo para la vida no es satisfacer todos sus deseos y caprichos. Enseña a tu hijo a renunciar y a oír "no". No impongas la renuncia, pero llévalo a aceptarla libremente.
2. La cólera es nociva para la educación de los hijos. Nos lleva a decir palabras sin pensar y a actuar irreflexivamente. Ello puede lastimar, herir, ofender y llevar a cometer injusticias. Habla con tu hijo con calma y ten actitudes ponderadas.
3. El secreto que un hijo confía a sus padres debe ser como una piedra lanzada al mar. Se esconde en el fondo, nadie la ve, descubre, ni conoce; guarda en lo profundo del corazón el secreto de tu hijo. La confianza, una vez perdida, difícilmente se recupera.
4. La mejor escuela es el ejemplo de los padres. Los hijos precisan más los ejemplos que las enseñanzas. Los padres no les pueden exigir virtudes y cualidades que ellos no tienen.
5. La misión de los padres es orientar, esclarecer, amar, comprender, incentivar. Actuar así es darle la oportunidad a tu hijo para que se afirme en la vida. 
6. El desahogarse es una necesidad psicológica de toda persona. Tu hijo muchas veces precisa decir lo que siente. Escucha con paciencia y benevolencia su desafío, aunque hable en forma agresiva e irritada.
7. Saber escuchar en silencio es una virtud que los padres requieren. Antes de contradecir a tu hijo, escucha, analiza y comprende lo que él quiere decir. Después habla, pero con amor.
8. Tu hijo precisa consejos y recomendaciones, pero deben ser bien dosificados, dados con amor y bondad. Una andanada solo irrita y satura. 
9. Ayudar a descubrir el verdadero sentido de la vida! Estamos en este mundo para amar y hacer el bien, el amor nos une; y todos unidos, amaremos a Dios. El amor siempre trae unidad y conlleva a hacer obras de bien. 
10. Olvida los errores cometidos por tu hijo en el pasado, e incentiva el bien en el presente, valorizando sus buenas acciones, por pequeñas que sean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario