Mártires a los altares: Niño cristero será canonizado y beatificado el 'Samurai de Cristo'

El Beato mexicano José Luis Sánchez del Río, martirizado en la guerra cristera a la edad de sólo 14 años, será canonizado, al aprobarse por parte del Papa Francisco un milagro atribuido a su intercesión en la audiencia concedida al Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato, el pasado 21 de enero. El Papa también reconoció el martirio del llamado "Samurai de Cristo", Justo Takayama Ukon, así como del P. Engelmar Unzeitig y el P. Genaro Fueyo Castañón y tres compañeros laicos, lo cual permite su beatificación.


En total, siete mártires registraron avances en sus Causas. La canonización del Beato José Luis Sánchez del Río es especialmente significativa al tratarse del primer Santo de la persecución anticristiana del siglo XX en México, conocida como la Guerra Cristera. El Beato niño, de tan sólo 14 años de edad, fue martirizado con extraordinaria crueldad y mantuvo una extraordinaria entereza durante su suplicio, fiel a su convencimiento que la persecución religiosa era en realidad una oportunidad sin precedentes para ganar el Cielo (ver noticia anterior).
Por su parte, el llamado Samurai de Cristo, el seglar Justo Takayama, fue reconocido como mártir, después de que la Conferencia de Obispos Católicos de Japón solicitara oficialmente su beatificación en 2013, adjuntando los documentos históricos sobre su vida (ver noticia anterior). Takayama fue Señor del castillo Takatsuki en el territorio que corresponde hoy a Osaka. Su padre abrazó la fe cristiana y su hijo, Ukon, fue bautizado con el nombre de Justo. La prohibición de la fe en 1614 lo llevó a renunciar a sus posesiones y dirigir un grupo de 300 exiliados hasta Filipinas, donde pudo vivir su fe libremente apenas 40 días antes de morir a la edad de 63 años.
El P. Engelmar Unzeitig fue un sacerdote alemán martirizado en el campo de Concentración de Dachau durante la Segunda Guerra Mundial. El sacerdote fue arrestado el 21 de abril de 1941 por criticar las políticas de odio racial del régimen Nazi en sus sermones y en el campo de concentración se dedicó a ayudar pastoralmente a los prisioneros. Se ofreció a cuidar a los enfermos y contrajo fiebre tifoidea, lo que le causó la muerte el 02 de marzo de 1945. Es conocido bajo el nombre de "Ángel de Dachau".
Finalmente, el P. Genaro Fueyo Castañón, sacerdote diocesano de Oviedo, España, fue reconocido como mártir junto a tres seglares: Antonio González Alonso, Isidro Fernández Cordero y Segundo Alonso González. Los cuatro mártires fueron asesinados por odio a la fe en 1936 durante la persecución anticristiana de la Guerra Civil Española.
Con información de Catholic Culture.


Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76164#ixzz3yZTZEzxd 
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario