Las peregrinaciones serán también los grandes eventos del Año de la Misericordia


Recientemente el Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Rino Fisichella, anunció que Roma ya se encuentra lista para el Año Santo de la Misericordia, jubileo extraordinario que convocó el Santo Padre Francisco y que iniciará el próximo 8 de diciembre durante la solemnidad de la Inmaculada Concepción.

Via Francigena.jpg
La Vía Francígena es un camino que recorre Italia desde la frontera con Suiza hasta Roma / Foto: Vía Francígena.
Junto a la Ciudad Eterna, varios lugares de Italia también se preparan para recibir a miles de personas que no se quieren perder los diversos eventos de este tiempo jubilar, que comprende entre sus actividades las peregrinaciones. Entre ellas, se ha abierto la posibilidad de que los peregrinos que quieran vivir un jubileo especial lo hagan llegando a Roma, pero redescubriendo la histórica Vía Francígena (desde la ruta del sur), en la que confluirán el Camino de San Benedetto y la Vía de San Francisco.
Según informó la agencia de noticias Zenit, ya se están preparando estos itinerarios con puntos de llegada en las estaciones del metro de Roma, entre ellas la de Cipro, Lepanto y Ottaviano, que se vincularán con la Basílica de San Pedro con varios senderos peatonales alternativos que comprenderán entre 15 y 25 kilómetros.
"Queremos un redescubrimiento de la peregrinación como oportunidad para reconstruir una relación entre la persona con el territorio. ‘Peregrinación' significa caminar y encontrar a los otros. También en esto yo encuentro una extraordinaria fuerza del mensaje jubilar que es sobre la Misericordia que invita el Papa Francisco y hace pensar, sobre todo, en los otros", comentó Nicola Zingaretti, presidente de la Región del Lacio, quien fue citado por Radio Vaticano.
La Vía Francígena es un camino que recorre Italia desde la frontera con Suiza hasta Roma, siguiendo los pasos de los antiguos peregrinos que comenzaron a viajar hasta Roma en el siglo VII. El recorrido funciona hoy de manera muy similar al Camino de Santiago, ya que los caminantes -algunos ciclistas-, deben tener una credencial para los sellos de las diferentes etapas que se realicen (Ver noticia anterior: La Vía Francígena: peregrinar a pie a Roma desde la frontera de Italia con Suiza).
Mientras tanto la Vía de San Francisco, sigue los pasos del santo patrono de Italia. Ella se puede realizar desde varias rutas: la del Sur, la del Norte y la de Roma. Por su parte el Camino de San Benedetto, recorre 300 kilómetros desde los Montes Sibillini, en el alto valles de Aniene, hasta Cassino en el valle del Liri, para pasar por los lugares más significativos de San Benito de Nursia.
Además de los senderos peatonales, otros lugares, como lo es el Castillo de Sant'Angelo, también se prepara para el Año Santo. En este caso se construirá una tecno-estructura sobre los jardines que bordean el Castillo, que servirá para acoger a los peregrinos.


Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/72849#ixzz3lpJavmp8
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario